23 Junio 2017
Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Usted esta aqui: Usted está aquí:Medicina & Laboratorio>2014>Artículos de Investigación>Nefritis tubulointersticial probada por biopsia: Revisión clínico-patológica

Nefritis tubulointersticial probada por biopsia: Revisión clínico-patológica

Ricardo A. Cardona-Quiceno MD1, Camilo A. Restrepo-Perdomo MD2, Darly Palacios-Quejada MD3, Luis F. Arias-Restrepo PhD4

Introducción: La nefritis tubulointersticial es una de las causas más frecuentes de lesión renal aguda que puede progresar a enfermedad renal crónica, siendo el uso y abuso de fármacos nefrotóxicos la principal causa. La biopsia renal contribuye al diagnóstico en la mayoría de casos. Objetivo: Realizar una descripción clínico-patológica de pacientes con diagnóstico de nefritis tubulointersticial y su desenlace. Materiales y métodos: Se realizó un estudio descriptivo retrospectivo de casos de nefritis tubulointersticial comprobados mediante biopsia renal, entre 2000 y 2013. Se revisaron las biopsias renales y las historias clínicas para determinar las características histológicas, presentación clínica y evolución. Resultados: Se incluyeron 55 casos, seis niños y 49 adultos, en un rango de edad entre cinco y 81 años; 61,8% de ellos eran hombres. Un total de 40 casos presentaron lesión renal aguda, 10 presentaron enfermedad renal crónica, tres glomerulonefritis rápidamente progresiva, uno síndrome nefrítico y uno proteinuria subnefrótica. Todas las biopsias mostraron inflamación intersticial. La mediana de la creatinina sérica inicial fue de 4,6 mg/dL (rango = 0,7 - 23,0). La nefritis tubulointersticial se asoció a: consumo de antibióticos (27,3%), antinflamatorios no esteroideos (21,8%), tóxicos (7,3%), medicamentos naturistas (5,5%), otras causas (12,7%) y de causa desconocida (25,5%). En 50 pacientes con seguimiento, el 72,0% presentaron remisión clínica completa y 28,0% desarrollaron enfermedad renal crónica. Conclusiones: La nefritis tubulointersticial es una enfermedad de buen pronóstico. En un porcentaje importante de casos no logra determinarse el factor causal, por lo que se recomienda implementar mecanismos de información que permitan determinar la incidencia, prevalencia y factores etiológicos en nuestra población.