23 Junio 2017
Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Usted esta aqui: Usted está aquí:Medicina & Laboratorio>2010>Artículos de Investigación>Prevalencia de alteraciones de la creatina-fosfoquinasa (CPK) sérica en pacientes que toman estatinas

Prevalencia de alteraciones de la creatina-fosfoquinasa (CPK) sérica en pacientes que toman estatinas

Juan M. Toro Escobar, Clara M. Arango Toro, Germán Campuzano Maya, Alberto Villegas Perrasse, David A. Vélez Hurtado, E. Mariana Correa Aguirre

Resumen: Introducción: el uso de estatinas para combatir la dislipidemia se asocia con un espectro de síntomas musculares que van desde mialgias con o sin aumento de la creatina-fosfoquinasa (CPK), hasta rabdomiólisis fatal. Objetivo: determinar la prevalencia de la elevación de la CPK en pacientes que toman estatinas y determinar los posibles factores de riesgo asociados al aumento de la CPK en estos pacientes. Métodos: estudio observacional de corte transversal en el que se evaluaron las alteraciones de la CPK en una población de 503 pacientes con tratamiento con estatinas para el control de la dislipidemia, y que asisten al Laboratorio Clínico Hematológico en Medellín, Colombia por razones diferentes a la medición de la CPK.  Mediante un cuestionario aplicado a los pacientes se obtuvieron los datos demográficos, los antecedentes personales y el tipo de estatina utilizada. Resultados: 56 (11,1%) pacientes presentaron aumento de la CPK por encima del rango de referencia normal; 7 pacientes (1,4%) tenían un aumento dos veces por encima del valor superior normal, y de ellos 3 (0,6%) tenían un aumento tres veces por encima del valor superior normal. Se encontró asociación significativa entre niveles altos de la CPK con el sexo masculino y con el uso de inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS). No se encontró asociación con otros factores de riesgo previamente descritos en otros estudios como son el ejercicio, el consumo de alcohol, el hipotiroidismo y la dosis de estatinas, entre otros. En cuanto a síntomas musculares, el 28,4% relató dolor muscular con el uso de estatinas, 26% cansancio y 15,9% debilidad muscular. Conclusión: los hallazgos de este estudio demuestran que el aumento asintomático de la CPK en pacientes que toman estatinas para la reducción del colesterol, es mayor al previamente reportado y confirma que el sexo masculino y el uso de fármacos tipo ISRS se relacionan con un aumento de la CPK. También se encontró que el porcentaje de pacientes con síntomas musculares, especialmente dolor y cansancio, es mucho mayor a lo reportado en la literatura mundial. Desde el punto de vista clínico se desconocen las repercusiones que pueda tener el aumento asintomático de la CPK, lo que requeriría estudios de seguimiento a largo plazo.