23 Junio 2017
Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Usted esta aqui: Usted está aquí:Medicina & Laboratorio>2007>Editorial>La educación continua como motor de desarrollo

La educación continua como motor de desarrollo

Germán Campuzano Maya

La educación continua  como motor de desarrollo

“Decir educación continuada es decir buena medicina o sea seguir formándo-se, lo cual significa aprender, desaprender y reaprender hasta la muerte”  (Lord Lister, cirujano inglés, 1827-1912)

Al cerrar un nuevo ciclo del Programa de Educación Continua Cer-tificada que a través de Medicina & Laboratorio se desarrolla en el marco del convenio entre la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia y la Editora Médica Colombiana S.A. –Edimeco S.A.–, se han entregado a la comunidad médica y profesionales relacionados con las actividades del laboratorio clínico, 3,6 millones de horas de capacitación. La Universidad hizo presencia en todo el territorio nacional, gracias a que el programa tiene suscriptores a lo ancho y largo del país y a que llega a todas las bibliotecas médicas de Colombia. Al concluir este ciclo sólo nos resta agradecer a las directivas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, a los autores y sobretodo a la comunidad de usuarios que participan en estos programas como un aporte personal al mejoramiento de la salud de los colombianos. Es un momento oportuno para ratificar los objetivos de este programa y dejar algunos conceptos como puntos de reflexión:

- El laboratorio clínico es el mejor aliado del médico en la relación médico- paciente. Las ayudas de diagnóstico en general y el laboratorio clínico en particular juegan un papel cada vez más importante en las diferentes fases de las enfermedades que afectan al ser humano. La cantidad y diversidad de conocimientos científicos y los avances tecnológicos son mayores que su adaptación a la práctica médica y a las posibilidades económicas de las poblaciones, sobretodo en países en vía de desarrollo como los nuestros. Pero para lograrlo es necesario establecer una relación estrecha entre el laboratorio y el medico, de tal manera que se complementen bidireccionalmente y donde ambos conozcan sus oportunidades y limitaciones. La velocidad con la que aparecen y desaparecen pruebas en el contexto de la utilidad clínica es tan rápida que muchas de ellas pasan inadvertidas al médico general y al especialista en muchos casos.

- La utilización adecuada del laboratorio clínico depende de la fluidez de la  vía bidireccional que debe caracterizar este tipo de instituciones. Si no se da esta estructura o se rompe la cadena, ya sea porque el laboratorio no interpreta al médico o el médico ni siquiera conozca lo que el laboratorio puede hacer para que su ejercicio esté más acorde con las necesidades del paciente, se limitan las posibilidades de aprovechamiento de la valiosa información que el laboratorio puede proporcionar a la relación médico-paciente. Los sistemas de salud que regulan la actividad médica universalmente están dominados por un sentido económico, más que humanitario, y los laboratorios clínicos bajo esta estructura sólo se limitan a hacer grandes volúmenes de exámenes, como unas verdaderas fábricas de hacer exámenes, sin tener en cuenta las necesidades de los pacientes o de los médicos que reciben estos resultados. La solicitud de una prueba, por simple que esta sea, debe considerarse como una interconsulta al laboratorio y así debería procederse en todos los casos.

- No hay duda de que la salud en Colombia, así como en la mayoría de los países de la región, pasa por una profunda crisis en donde la no-calidad en todos sus aspectos domina el panorama, situación que se agrava cuando se toman más medidas para contener el gasto por caminos diferentes a la capacitación y al reconocimiento de los diferentes actores de los sistemas, pacientes-médicos-instituciones.

- Es indispensable mantener programas de educación continua y ésta es la razón del Programa de Educación Médica Continua Certificada: mantener los conocimientos adquiridos en la universidad y actualizarlos al ritmo vertiginoso con el que avanza la ciencia y la tecnología, tanto para el personal del laboratorio clínico, como proveedores de servicios, como para los médicos, usuarios de éstos.

No somos ajenos a la crisis por la cual atraviesa la salud en Colombia y en la región. Estamos convencidos, acorde con la cita de Lord Lister, de que la capacitación permanente es el único motor que dinamiza la actividad profesional en beneficio de la sociedad y de los pacientes, reflejándose en un mejor diagnóstico y tratamiento y en la racionalización y reducción del costo de los servicios en salud.