23 Junio 2017
Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Usted esta aqui: Usted está aquí:Medicina & Laboratorio>Otros artículos>Edimeco - Mostrando artículos por etiqueta: 2010

Apéndice 11. Preservación  y almacenamiento de los aislamientos

Muchas veces es necesario examinar los aislamientos en un momento posterior a la infección que generó el cultivo. Por ejemplo, a veces es necesario volver a estudiar un aislamiento con fines epidemiológicos, por ejemplo, cuando se desea saber si un caso nuevo está infectado con la misma cepa de un agente patógeno que había infectado a un individuo en una etapa anterior de la enfermedad. Otro ejemplo podría ser el caso del laboratorio que selecciona anualmente en un momento determinado un número de aislamientos para probar con agentes antimicrobianos adicionales o para estudiar la producción de beta lactamasa; esta práctica podría ayudar a detectar características emergentes en agentes patógenos conocidos. A veces es necesario enviar los aislamientos a laboratorios de referencia para confirmación u otras pruebas, antes de lo cual se deben almacenar, empacar y enviar adecuadamente (apéndice 12). La selección del método de almacenamiento depende del tiempo que deben permanecer guardados los microorganismos, el equipo y los recursos disponibles del laboratorio.

El almacenamiento a corto plazo puede conseguirse con un medio de transporte, congelación o, en algunos casos (y para algunos agentes patógenos), a temperatura ambiente en un medio simple más aceite mineral para prevenir la desecación. Los métodos para almacenar apropiadamente en el corto plazo las diferentes bacterias incluidas en este manual se explican más adelante en este apéndice.

La mejor manera de almacenar aislamientos bacterianos a largo plazo es por liofilización o por congelación. Los métodos específicos apropiados para las bacterias tratadas en este manual se incluyen más adelante en este apéndice. La liofilización (secado por congelación) es el método más conveniente de almacenamiento, debido a que las bacterias liofilizadas pueden almacenarse por largos períodos a 4°C o 20°C y transportarse sin refrigeración. 41 Sin embargo, el equipo requerido es caro y no todos los laboratorios tendrán la posibilidad de liofilizar los aislamientos. (Los laboratorios de referencia que elijan liofilizar las bacterias, siempre deben mantener una preparación congelada, además de cantidades más grandes de cepas liofilizadas, porque es posible que algunas preparaciones liofilizadas no sean viables cuando sean reconstituidas). Los cultivos bacterianos se pueden almacenar congelados o liofilizados en diversos medios de suspensión formulados para ese propósito. Hay muchas fórmulas para medios de suspensión, pero en general se utilizan para liofilización los medios con base de suero, leche descremada o medio de polivinilpirrolidona (PVP), y para congelación, la leche descremada, sangre o un caldo rico en tampón (buffer) de triptona soya (BTS) con 15%–20% de glicerol grado reactivo. Por seguridad no debe utilizarse sangre humana (transmisión de VIH y hepatitis); otra razón es la posibilidad de inhibición del crecimiento de los aislamientos por anticuerpos o por residuos de antibióticos.

 

Publicado en Otros articulos

Apéndice 6. Serotipificación y tipificación  de Quellung de Streptococcus pneumoniae

La tipificación de los neumococos aislados de pacientes con diversos síndromes clínicos (por ejemplo, casos esporádicos de meningitis o neumonía) por lo general no es necesaria. Sin embargo, en algunos estudios donde los protocolos tienen por objeto evaluar la eficacia de la vacuna y la transmisión de microorganismos, será necesario seroagrupar y serotipificar los aislamientos de neumococos. El sistema de tipificación en un tablero de control será suficiente para identificar estos serotipos en la mayoría de los casos. Algunos estudios pueden requerir pruebas completas para todos los tipos de neumococos, en cuyo caso se enviarán los aislamientos a un laboratorio de referencia para identificar los 90 serotipos. La disponibilidad de Omnisuero (Statens Seruminstitut, Copenhagen, Denmark), un conjunto de sueros (pools) de neumococos que reaccionan con todos los tipos, proporciona a los laboratorios de microbiología clínica un reactivo de incalculable valor para la identificación rápida de neumococos.

La reacción de Quellung se utiliza tradicionalmente para tipificar aislamientos de neumococo y es el método de elección porque es fácil, rápido, preciso y económico. Se produce una reacción de Quellung cuando un anticuerpo tipo específico se une al polisacárido capsular del neumococo y causa un cambio en el índice refractivo de la cápsula haciéndola aparecer “hinchada” y más visible. Las cepas de S. pneumoniae se tiñen de azul oscuro con azul de metileno y están rodeadas por un halo finamente delimitado, que representa el borde externo de la cápsula; la luz transmitida a través de la cápsula aparece más brillante que la célula neumocóccica o que el fondo. Una célula, pares de células, cadenas y hasta grupos de células pueden tener reacciones de Quellung.

En la mayor parte del mundo, cerca del 90% de todas las cepas de neumococos aisladas de sangre o LCR pertenece a uno de los 23 diferentes tipos o grupos representados en la vacuna neumocóccica de 23 valencias. Tradicionalmente, para tipificar o agrupar estas cepas utilizando los antisueros diagnósticos convencionales para neumococos se necesita un total de siete combinaciones de sueros y 21 tipos o grupos de sueros. La mayoría de los laboratorios no tipifican los aislamientos de neumococos, debido al gran número de antisueros diagnósticos requeridos para la tipificación; se ha descrito un total de 90 tipos de neumococos diferentes y los tipos que muestran una estrecha reacción serológica cruzada se agrupan. De los 90 tipos, 58 pertenecen a 20 grupos que contienen entre dos y cuatro tipos cada uno; se conoce comúnmente un total de 46 tipos o grupos de neumococos diferentes.39  El procedimiento presentado en este manual, sin embargo, describe un sistema simple de tipificación en tablero de damas, basado en 12 uniones de sueros (pools) destinados a tipificar o agrupar la mayoría de los neumococos aislados de LCR o sangre.

 

Publicado en Otros articulos
Miércoles, 14 Agosto 2013 03:20

Protocolo de vigilancia y control del colera

1. Objetivos

1.1. Objetivo general

Realizar seguimiento continuo y sistemático a la dinámica del cólera de acuerdo con los procesos establecidos para la notificación, recolección y análisis de los datos para la adecuada toma de decisiones propendiendo por la protección de la salud individual y colectiva.

1.2. Objetivos específicos

- Evaluar el cumplimiento en la aplicación del protocolo por parte de las unidades primarias generadoras de datos (UPGD), Unidades Notificadoras Municipales (UNM) y Unidades Notificadoras Departamentales o Distritales (UND).

- Conocer la magnitud del evento y caracterizar el comportamiento de la vigilancia de cólera en el país.

- Caracterizar los factores de riesgo y la población más expuesta a la presentación del evento.

- Establecer los procesos de laboratorio adecuados para la recolección, transporte y análisis de las muestras para el diagnóstico del cólera.

 

 

Publicado en Otros articulos

5. Identificación de principales hongos filamentosos

5.1. Identificación de Aspergillus fumigatus, A. flavus, A. niger, Fusarium solani, Scedosporium apiospermum, Mucor spp. Rhizopus oryzae y Absydia corymbifera

5.1.1. Objetivo

Describir los procedimientos para la identificación de las cepas de Aspergillus fumigatus, A. flavus, A. niger, Fusarium spp., Scedosporium apiospermum, Mucor spp. y Rhizopus oryzae.

5.1.2. Campo de aplicación

Comprende la identificación de cepas de Aspergillus fumigatus, A. flavus, A. niger, Fusa-rium sp., Scedosporium apiospermum, Mucor sp. y Rhizopus oryzae.

5.1.3. Consideraciones generales

Determinar si el aislamiento corresponde a una cepa de Aspergillus fumigatus, A. flavus, A. niger, Fusarium spp., Scedosporium apiospermum, Mucor spp. o Rhizopus oryzae.

5.1.4. Identificación de Aspergillus fumigatus, A. flavus, y A. niger

5.1.4.1. Morfología de las colonias de Aspergillus fumigatus

Las colonias desarrollan con rapidez sobre ASD o Czapek a 25°C (ver figura 21).

La textura de las colonias es aterciopelada, afelpada, vellosa o algo plegada, con margen blanquecino o beige.

El color inicialmente es blanco virando en aproximadamente siete días a un verde azulado por la producción de conidias.

El reverso de la colonia es incoloro.

 

Publicado en Otros articulos

Introducción

Durante la última década se ha observado un incremento de las enfermedades micóticas, sobre todo las de tipo oportunista, ello ha significado la aparición de nuevas formas clínicas de micosis así como localizaciones o presentaciones no habituales, además de la presencia de nuevas especies fúngicas consideradas antiguamente como no patógenas pero que excepcionalmente producían enfermedad en individuos inmunodeprimidos.

Diversos factores han permitido la aparición de infecciones emergentes: cambios poblacionales y sus patrones de costumbres, avances tecnológicos y desarrollo económico de algunos países, que ha permitido la generalización de tratamientos médicos quirúrgicos invasivos, con supervivencia de enfermos que difícilmente superaban procesos patológicos y que favorecen el desarrollo de micosis sistémicas; incremento de viajes inter y transcontinentales, nuevos mecanismos de adaptación de algunos microorganismos que conlleva a la aparición de resistencia a los antifúngicos e infección por VIH.

Actualmente se reconocen entre 300 y 400 especies de hongos causantes de micosis sistémicas, las cuales constituyen un pequeño porcentaje del total de más de 100.000 especies catalogadas. Por todo ello se prefiere mencionar un “comportamiento oportunista” por parte del hongo, debido a que los patógenos primarios al infectar a individuos inmunosuprimidos, se comportan con mayor agresividad, originando infecciones sistémicas, diseminadas, de evolución aguda y mal pronóstico.

 

Publicado en Otros articulos

Glosario de términos

Dengue: es una enfermedad viral, de carácter endémico epidémico, transmitida por mosquitos del género Aedes, principalmente por Aedes aegypti en la región de las Americas, que constituye hoy la arbovirosis más importante a nivel mundial en términos de morbilidad, mortalidad e impacto económico.

Área endémica: es un área específica donde existen condiciones eco epidemiológicas adecuadas para que persista la transmisión de la enfermedad como son la presencia del vector, circulación viral y huéspedes susceptibles. Huésped: es la persona o animal vivo que en circunstancias naturales permiten el alojamiento, subsistencia o reproducción de agentes infecciosos.

Serotipo: los virus del dengue han sido agrupados en cuatro serotipos: DENV 1, DENV 2, DENV 3 y DENV 4. Cada serotipo crea inmunidad específica a largo plazo contra el mismo serotipo (homólogo), así como una inmunidad cruzada de corto plazo contra los otros tres serotipos, la cual puede durar varios meses. Los cuatro serotipos son capaces de producir infección asintomática, enfermedad febril y cuadros severos que pueden conducir hasta la muerte, dada la variación genética en cada uno de los cuatro serotipos. Algunas variantes genéticas parecen ser más virulentas o tener mayor potencial epidémico.

Vector: organismo que transmite un agente infeccioso desde los individuos afectados a susceptibles. Los mosquitos de la familia culicidae son vectores de diversos virus y protistas patógenos.

Viremia: es la fase de la enfermedad donde el virus se encuentra en el torrente sanguíneo. En dengue la fase de viremia es desde el primer día de síntomas hasta el quinto día, siendo el pico máximo el tercer día.

Abreviaciones

DENV: Virus dengue

INS:  Instituto Nacional de Salud

m.s.n.m.:  Metros sobre el nivel del mar

MPS:  Ministerio de la Protección Social

OMS:  Organización Mundial de la Salud

OPS:  Organización Panamericana de la Salud

1 Introducción

1.1 Antecedentes

El dengue es una enfermedad viral, de carácter endémo-epidémico, transmitida por mosquitos del género Aedes, principalmente por Aedes aegypti, que constituye hoy la arbovirosis más importante a nivel mundial en términos de morbilidad, mortalidad e impacto económico (Martínez, 2008).

Tiene diversas formas clínicas desde cuadros indiferenciados, asintomáticos hasta formas graves que llevan a choque y fallas en órganos vitales, pero debe ser enfocada como una sola enfermedad.

 

Publicado en Otros articulos

Resumen: la paracoccidioidomicosis es la micosis profunda más frecuente en América Latina. Afecta principalmente a los adultos y produce lesiones crónicas en la piel, las mucosas y los pulmones. El diagnóstico se basa en la demostración de levaduras con gemación múltiple en las muestras clínicas y mediante cultivo para demostrar su dimorfismo. Los casos reportados se han incrementado en parte por enfermedades como el SIDA y por el advenimiento de nuevas terapias inmunosupresoras. En este artículo reportamos el cuadro clínico de un paciente con artritis reumatoide en un estado avanzado y que sin terapia moduladora para su enfermedad de base presenta paracoccidioidomicosis aguda/subaguda.

 

Publicado en Otros articulos

Resumen: Introducción: las enfermedades difusas de hígado hasta finales del siglo XX fueron entidades de difícil diagnóstico por imagen y su confirmación sólo era posible a través de un estudio histopatológico. Actualmente las técnicas avanzadas en resonancia magnética pueden hacer un diagnóstico de estas patologías de una manera más fiable que las demás modalidades por imagen y de una forma no invasiva. Objetivo: describir los hallazgos imaginológicos por resonancia magnética de diferentes enfermedades difusas del hígado Metodología: se realizó un estudio descriptivo tipo series de casos en pacientes con patología difusa de hígado en una institución prestadora de servicios de salud especializada en resonancia magnética.  Resultados: se observaron cuatro casos con cirrosis hepática de diferente etiología: uno por virus de la hepatitis B con carcinoma hepatocelular difuso y trombosis maligna de la vena porta, otro por virus de la hepatitis C, el tercero de origen vascular (congestivo) y un último caso de causa alcohólica. De igual manera se evaluaron otros dos casos de esteatosis hepática, uno de ellos con área de respeto focal y otro con infiltración grasa generalizada. En relación con la hemocromatosis secundaria se analizó un caso. Conclusión: la resonancia magnética se convierte en una ayuda diagnóstica no invasiva que no implica exposición a la radiación ionizante, de gran utilidad para el estudio preoperatorio y en el seguimiento de enfermedades difusas del hígado, independiente de su etiología.

 

Resumen: Introducción: el uso de estatinas para combatir la dislipidemia se asocia con un espectro de síntomas musculares que van desde mialgias con o sin aumento de la creatina-fosfoquinasa (CPK), hasta rabdomiólisis fatal. Objetivo: determinar la prevalencia de la elevación de la CPK en pacientes que toman estatinas y determinar los posibles factores de riesgo asociados al aumento de la CPK en estos pacientes. Métodos: estudio observacional de corte transversal en el que se evaluaron las alteraciones de la CPK en una población de 503 pacientes con tratamiento con estatinas para el control de la dislipidemia, y que asisten al Laboratorio Clínico Hematológico en Medellín, Colombia por razones diferentes a la medición de la CPK.  Mediante un cuestionario aplicado a los pacientes se obtuvieron los datos demográficos, los antecedentes personales y el tipo de estatina utilizada. Resultados: 56 (11,1%) pacientes presentaron aumento de la CPK por encima del rango de referencia normal; 7 pacientes (1,4%) tenían un aumento dos veces por encima del valor superior normal, y de ellos 3 (0,6%) tenían un aumento tres veces por encima del valor superior normal. Se encontró asociación significativa entre niveles altos de la CPK con el sexo masculino y con el uso de inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS). No se encontró asociación con otros factores de riesgo previamente descritos en otros estudios como son el ejercicio, el consumo de alcohol, el hipotiroidismo y la dosis de estatinas, entre otros. En cuanto a síntomas musculares, el 28,4% relató dolor muscular con el uso de estatinas, 26% cansancio y 15,9% debilidad muscular. Conclusión: los hallazgos de este estudio demuestran que el aumento asintomático de la CPK en pacientes que toman estatinas para la reducción del colesterol, es mayor al previamente reportado y confirma que el sexo masculino y el uso de fármacos tipo ISRS se relacionan con un aumento de la CPK. También se encontró que el porcentaje de pacientes con síntomas musculares, especialmente dolor y cansancio, es mucho mayor a lo reportado en la literatura mundial. Desde el punto de vista clínico se desconocen las repercusiones que pueda tener el aumento asintomático de la CPK, lo que requeriría estudios de seguimiento a largo plazo.

 

Miércoles, 14 Agosto 2013 03:20

Nuevas perspectivas en diagnóstico prenatal

Resumen: las anormalidades fetales afectan alrededor del 1% de los recién nacidos en todo el mundo y están asociadas con cerca del 20% de la mortalidad infantil durante el primer año de vida. El diagnóstico prenatal permite la detección temprana tanto de enfermedades del feto como de la madre, con el fin de brindar una mejor manera de afrontar la situación o iniciar medidas terapéuticas durante el embarazo o después del nacimiento, incluso en algunos países se permite cuestionar la continuación del embarazo. Este diagnóstico se realiza mediante análisis citológicos y genéticos con métodos invasivos y no invasivos. Los métodos invasivos, que incluyen amniocentesis, cordocentesis y biopsia de vellosidades coriónicas, permiten extraer el material para el análisis, pero generan en la madre ruptura de membranas, propiciando complicaciones como hemorragias, infecciones y abortos. Frente a esto, se ha venido proponiendo el uso de métodos no invasivos, entre ellos el estudio de células fetales como linfocitos, eritroblastos y trofoblastos, y ácidos nucleicos fetales (ADN y ARNm) que circulan en la sangre periférica de la madre, con el fin de evitar lesiones del feto o de la madre. En el presente artículo se pretende realizar una revisión de los métodos de diagnóstico prenatal, su aplicación y su desarrollo potencial.