23 Junio 2017
Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Usted esta aqui: Usted está aquí:Medicina & Laboratorio>2012>Otros artículos>Sífilis congénita: ¿cuántas enfermedades están en esta situación?

Sífilis congénita: ¿cuántas enfermedades están en esta situación?

Natalia María Guevara Arismendy

Medellín, junio 22 de 2012

Doctor
Germán Campuzano Maya Editor Medicina & Laboratorio

Asunto: sífilis congénita: ¿cuántas enfermedades están en esta situación?

Cordial saludo.

He leído el Protocolo de sífilis congénita y gestacional del Ministerio de la Protección Social, República de Colombia, publicado en el número 3-4, volumen 18 de Medicina & Laboratorio y quisiera compartir con Usted y con los lectores de la Publicación, una reflexión en torno a la situación de la sífilis congénita en nuestro país.

La sífilis, como infección de transmisión sexual con consecuencias severas para la salud en todas sus etapas, adquiere un interés particular cuando se tiene en consideración su posibili- dad de transmisión durante la gestación, en especial, porque la detección de la infección hace parte del control prenatal que se le debe realizar a toda gestante que habite en el territorio nacional, y su tratamiento es sencillo y económico.

Las gestantes infectadas con Treponema pallidum, agente causal de la sífilis, pueden transmitir la infección durante el embarazo por vía hematógena o durante el parto por contacto con las lesiones y como consecuencia, el feto o el recién nacido desarrolla sífilis congénita, la cual se manifiesta de forma primaria o tardía. Tanto la sífilis congénita primaria como la sífilis congénita tardía tienen consecuencias adversas para los fetos o los neonatos que la padecen: la pri- maria se presenta antes del segundo año de vida y se asocia con una alta morbimortalidad, en especial cuando el neonato presenta serias deformidades, mientras que la tardía se manifiesta después de los dos años, semeja a la sífilis terciaria y perdura durante toda la vida.

Si bien las pruebas no treponémicas y algunas de las treponémicas están dentro del Listado de Procedimientos y Servicios del Plan Obligatorio de Salud vigente desde el 1 de enero de 2012 [1], y el diagnóstico de la infección en las gestantes infectadas se debe realizar durante el control prenatal para tratarlas y evitar la transmisión vertical, hasta la semana 21 de este año se han reportado 829 casos de sífilis congénita en todo el territorio nacional [2], cifra que refleja no sólo la frecuencia de esta infección, sino las fallas para lograr el tratamiento exitoso de las gestantes que la padecen, sin tener en cuenta la posibilidad de que aun se presente subregistro y la cantidad de casos sea incluso mayor.

Bajo este panorama, es inevitable preguntarse ¿cuáles son las razones para que se sigan presentando casos de sífilis congénita? Para responder a este interrogante, se hace necesario el análisis de algunas situaciones, entre ellas las asociadas a la transmisión de la bacteria, al diagnóstico de la infección, a la adherencia y la permanencia de las gestantes en los programas de control prenatal, al tratamiento de las gestantes infectadas y al seguimiento de éstas: