23 Junio 2017
Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Usted esta aqui: Usted está aquí:Medicina & Laboratorio>2012>Editorial>La lepra: un problema de salud pública vigente en el siglo XXI

La lepra: un problema de salud pública vigente en el siglo XXI

Clara María Restrepo Duque

En el mundo se presentan alrededor de 250.000 casos nuevos de lepra cada año. Esta enfermedad milenaria ha puesto en vilo a La Organización Mundial de Salud (OMS), la cual se había propuesto para el año 2000 erradicarla; como no fue posible, se postergó para el año 2005, posteriormente para el 2010 y en la actualidad para el 2015, dentro del proyecto Salud para Todos. A pesar de la disminución del número de enfermos diagnosticados por año, la lepra representa en la actualidad un problema de salud pública y todavía quedan focos muy endémicos en países como Angola, Brasil, India, Madagascar, Mozambique, Nepal, República Centroafricana, República Democrática del Congo y República Unida de Tanzania. Es así como la 62a Asamblea General de la Asociación Médica Mundial, realizada en Montevideo, Uruguay, en octubre de 2011, “Recomienda a los centros de investigación que deben reconocer la lepra como un problema de salud pública importante y deben continuar la investigación de esta enfermedad, ya que todavía existen vacíos en sus mecanismos patofisiológicos; las escuelas de medicina, en especial en países con alta prevalencia de esta enfermedad, deben destacar la importancia de la lepra en sus currículos”.

Colombia no es ajena a esta situación; de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Salud, durante el año 2011 se registraron 361 casos: 294 casos nuevos y 67 reincidentes. Si bien es cierto que el uso de medicamentos combinados ha disminuido la incidencia y el pronóstico de la lepra y de sus temibles complicaciones, se sabe que existe un número grande de casos nuevos diagnosticados. La lepra es una enfermedad curable que después de iniciado el tratamiento se interrumpe la cadena de transmisión, pero si se deja avanzar sin diagnóstico, deforma, incapacita y genera rechazo social.

Dentro de los grandes retos que se tienen, se incluye la detección del 100% de los casos y alcanzar un grado de discapacidad de cero; por lo tanto, es necesario realizar un abordaje desde distintos sectores (entre ellos, el sector salud) para contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida de los pacientes con esta enfermedad.