23 Junio 2017
Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Usted esta aqui: Usted está aquí:Medicina & Laboratorio>2009>La clínica y el laboratorio>Pruebas dinámicas en endocrinología pediátrica: pubertad precoz central

Pruebas dinámicas en endocrinología pediátrica: pubertad precoz central

Carolina Jaramillo Arango, Germán Campuzano Maya, Vital Balthazar González, Juan Manuel Alfaro Velásquez

Resumen: la pubertad precoz se define como el inicio de la pubertad antes de los 8 años en las niñas y de los 9 años en los niños; sin embargo, hay factores que pueden afectar el inicio de la pubertad, como son la raza, el bajo peso al nacer y la obesidad.  Los cambios físicos tempranos característicos del comienzo de la pubertad aparecen como resultado de la producción de hormonas sexuales como consecuencia de la activación del eje hipotálamo-hipófisis-gonadal.  El inicio de la pubertad comienza con el desarrollo de las mamas en las niñas y con el aumento del tamaño testicular en los niños. La pubertad precoz se clasifica como central, también llamada dependiente de hormona liberadora de gonadotrofinas (GnRH), y tema central de esta revisión, o como periférica, también llamada independiente de GnRH.  El primer paso en la evaluación del paciente con sospecha de pubertad precoz consiste en obtener una cuidadosa y detallada historia familiar y del paciente, seguida de una evaluación física completa.  El diagnóstico de pubertad precoz se basa en estudios imagenológicos y en pruebas de laboratorio.  La prueba de estimulación con GnRH se considera como la prueba de oro para evaluar la activación del eje hipotálamo-hipófisis-gonadal; los picos de LH o de FSH y el pico de la relación LH/FSH pueden ser utilizados para evaluar la respuesta al estímulo.