23 Junio 2017
Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Usted esta aqui: Usted está aquí:Medicina & Laboratorio>2006>Artículos de Revisión>La prevención del cáncer de cuello uterino a nivel mundial

La prevención del cáncer de cuello uterino a nivel mundial

Lori Ashford, Yvette Collymore

Desalentadas, ya sea por el trayecto de dos horas de camino a la clínica más cercana, las creencias locales o los malos servicios de salud, millones de mujeres en todo el mundo no llegan a hacerse pruebas de detección de cáncer de cuello uterino en toda su vida, y cientos de miles mueren prematuramente sin siquiera saber la causa de su enfermedad. En un intento para reducir la morbimortalidad por este tipo de cáncer, existen organizaciones que se esfuerzan por eliminar los obstáculos en la detección y el tratamiento de los signos iniciales de la enfermedad. Con tal fin, la Alianza para la Prevención del Cáncer Cervical, un grupo de cinco entidades internacionales, ha evaluado y promueve enfoques de prevención económicos, sin riesgo y de gran aceptación.

La cantidad de muertes por cáncer de cuello uterino en todo el mundo pone de relieve la demanda de este tipo de programas. Esta enfermedad prevenible ocasiona la muerte de aproximadamente 274.000 mujeres cada año [1], y afecta a las más pobres y vulnerables, con lo que tiene un efecto reverberante en sus familias y comunidades, que dependen en gran manera del papel esencial de la mujer para su cuidado y el sustento de las mismas. Todos los años el 83% de los nuevos casos de cáncer de cuello uterino en todo el mundo, y el 85% de las muertes por dicha razón, tienen lugar en los países en desarrollo [1], en la mayoría de los cuales es la principal causa de muerte por cáncer entre mujeres.

La enfermedad se debe a un crecimiento y división anormal de las células en la entrada del útero o matriz (el área denominada cuello uterino o cérvix). La principal causa subyacente es el virus del papiloma humano, una infección de transmisión sexual que suele no presentar síntomas. No existe cura alguna para la infección, pero si bien permanece estable o no llega siquiera a detectarse en la mayoría de los casos, puede dar lugar a estados precancerosos que degeneran en cáncer con el tiempo.